Te souviens tu? Recordaba las lágrimas, cuán frías eran, y cómo lentamente se deslizaban llevándose las impurezas de mi rostro. Sí, lo recordaba, lo recuerdo, pues las he sentido, las he visto; he llorado varias veces delante un espejo, y me he helado con esa sensación. Y por si fuera poco, he visto tus lagrimas caer, antaño, aquella vez, cuando compartimos cama, cuando compartimos corazones.

Pero ya no hielan. Ya no me hielan. Lloro, sí, eso siempre; pero ya no sobrecogen mis lágrimas, ya no noto aquel escalofrío; y me pregunto porqué, porqué, porqué mis lágrimas arden. ¿Porqué?

Te quiero cada día más y ya no me cabe tanto sentimiento en el cuerpo. Cuando puedo, lo quito, te lo doy entero, todo mi amor se vuelve tuyo. Pero, cuando no puedo dártelo, ¿qué hago? Me quedo inmóvil, sola, y tengo que llorar. Tengo que sacar todo ese amor que no te puedo dar. Benditas lágrimas, y malditas ellas, que me demuestran que te amo y que no dejaré de hacerlo. Benditas y malditas, que no me dejan soñar en otra cosa que no seas vos, que no me dejan pensar en otra cosa que no seas vos. Benditas y malditas, porque te quiero, te amo, te adoro. Y te necesito a mi lado. Una vez más. Mil veces más.

Tengo ya preparadas mil nuevas botellitas de lágrimas, en tan solo una hora.

«Bébeme».

One thought on “te souviens tu

  1. Por desgracia, alguien inventó el tiempo. Y peor, el espacio =/
    Botellitas de lágrimas bonitas para el alma refrescar, lala lalaaa
    (8)

    Llora, por favor, pero sonrie, te lo ruego.

    Rakastan sinua. Con todo el corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *