«Té» (a falta de un nombre mejor), es un proyecto académico que realicé junto a Alberto Corral, Domingo Fernández y Raúl Rey. Planteado en torno al packaging, el objetivo propuesto fue no crear simplemente un envase para un producto ya existente, sino crear una identidad, una conexión.

con-funda-negro

Por ello relacionamos el producto (té) con los vinilos: ambos son elementos rituales. A diferencia del café, el té tiene una relación más fuerte con lo ritual, lo ancestral. El vinilo, además, evoca recuerdos muy concretos y produce un sonido único que ningún otro formato puede reproducir. Dos elementos sin relación que generan el mismo palpitar, producen el mismo escalofrío de placer en diferentes tipo de personas, conectados a través del packaging.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *