Utilizando sólo mobiliario de Ikea se diseñó esta instalación, para el concurso «Ikea al Cubo», que busca representar cómo el ser humano destruye la naturaleza con el objetivo de amoldarla a sus necesidades, creando así un paraíso idílico en un mundo que el propio ser humano ha convertido en hostil. Presenté esta propuesta al concurso junto a Cecilia Bascarán, Jorge A. García, Juan Manuel Valdivieso y Covadonga Viña.

baverbo-instalacion

La descripción del proyecto presentada reza:

«Desde niños, hemos utilizado nuestra imaginación para entretenernos con cualquier cosa. Hemos sido capaces de crear espacios y mundos aparte sólo con cajas de cartón y mantas, refugios apartados del mundanal ruido, donde la única preocupación es el bienestar de quien esté dentro.

No obstante, no nos damos cuenta de que al crecer, contribuimos a la creación de esa especie de madriguera, pero de una forma distinta. Nos volvemos egoistas y egocéntricos, consumimos sin pensar en las consecuencias, en la contaminación, ni en la naturaleza. Estamos demasiado ocupados como para preocuparnos por nuestro entorno, el mundo que nos permite seguir vivos.

Esto nos hace pensar lo siguiente, ¿es realmente un juego de infancia o una premonición de nuestro fatídico futuro?»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *