Ayer día 07 de marzo tuvo lugar en la Central de Diseño del Matadero de Madrid una conferencia de Erwan Bouroullec, en la que presentó diferentes proyectos de su estudio. Se ha resumido la ponencia en tres partes. Se pueden leer aquí la segunda y tercera parte.

Con el trascurso de los años, las respuestas a las preguntas se vuelven cada vez más relativas. O al menos eso opina Erwan Bouroullec, el menor de los dos hermanos que conforman el estudio Ronan & Erwan Bouroullec. Al fin y al cabo, prosigue, las grandes verdades no son siempre igual de acertadas, al encontrarse en un contexto más amplio.

cuisine-desintegree

En su trabajo, los hermanos experimentan con la microarquitectura: es el mueble el que estructura el espacio, por lo que existe una escala diferente, más pequeña a la de los grandes edificios, relativa a los muebles y la arquitectura interior. Sus proyectos “Cuisine désintégrée” (cocina desintegrada) de 1998 y “Lit clos” (cama cerrada) del año 2000 son ejemplos de esta microarquitectura.

02-lit-clos

El diseñador destacó la importancia de comenzar diseñando para Cappellini en lugar de Ikea (aunque también añadió que prefería no empezar nunca a diseñar para la firma sueca): en Italia se tiene una manera diferente de enfocar un producto, sin que se encuentre necesariamente en relación con la industria. Aunque algunos de los proyectos realizados para Cappellini resultaran una catástrofe comercial, en el estudio lo consideran un “caso de estudio” (que, por otro lado, es como en el mundo del Diseño se llama a todo aquello que no se vende, bromea).

Los hermanos Bouroullec buscan eliminar la estratificación y los códigos del lenguaje. ¿Por qué no iba alguien a dejar su ropa en una estantería del salón, siendo exactamente igual que una estantería de dormitorio? Parece implícito que la estantería del salón debe llevar libros, nunca ropa. Por eso buscan la decodificación, la apertura de la función, que no siempre viene definida de antemano.

03-vases-combinatoires

El producto “Vases combinatoires” (jarrones combinados) consiste en piezas que se encajan unas con otras, generando un alfabeto abierto, que cuestiona al consumidor, ya que la forma no se encuentra definida por sí misma. En definitiva, es la búsqueda de un sistema abierto que defina la función.

04-cloud-module

Otro de sus proyecto de investigación consiste en una casa de poliestireno, que no llegó a realizarse nunca como espacio habitable, pero alrededor de la cual se generó una exposición (“Cloud modules”, módulos de nube) en 2002. El concepto es similar a la contrucción de los Legos, que cualquiera puede ensamblar, sin la necesidad de que exista un savoir-faire anterior. Al fin y al cabo, ¿cómo determinar qué es realmente lo que sabe hacer el usuario?

05-joyn-office-system

La empresa Vitra, especializada en muebles para espacios de trabajo (para bancas, estudios de arquitectura o sociedades… no para diseñadores, que suelen ser clientes menos adaptados a lo que se les da, apunta Erwan Bouroullec) encargó al estudio de los hermanos crear un mueble de trabajo, aunque ellos se enfocaron en la creación de un espacio de trabajo. El proceso de trabajo duró varios años, ya que los hermanos presentaron constantemente propuestas que no eran exactamente lo que la empresa buscaba. De este modo, se definió y acotó el proyecto a través de ideas y no por barreras iniciales. El resultado, “Joyn Office System” (2002) no es una mesa de trabajo, sino una mesa universal que debe ser personalizada para poder redefinir su función. Además, no requieren montaje los diferentes espacios, ya que se insertan unas en otras. También se buscó limitar los signos contemporáneos, ya que consideran que dan miedo a la gente, y no permite la creación de un idioma moldeable que permite la interacción.

06-alcove-sofa-highback

El sillón “Alcove Sofa Highback” del 2007 es una optimización de la cama “Lit Clot” mencionada anteriormente, y supuso un best-seller. La magia del producto está en la posibilidad de crear una pequeña habitación dentro de otra, además de la hyper ligereza, que permite reposicionarlo en el espacio. Se trata de un ejemplo de la microarquitectura que tanto interés le genera, ya que permite intervenir en el espacio sin necesidad de destruirlo y reconstruirlo.

07-vitra-domestic

Otro de los “casos de estudio” de los Bouroullec es la estantería “Self Shelf”, realizada en 2004. Supuso un fracaso comercial ya que consiste en estantes de plástico, y la gente parece que no está dispuesta a vivir rodeada de plástico. Sin embargo, los muebles y los objetos deben pensarse para mezclarse, y no para salir en revistas perfectamente combinados las sillas blancas con mesas blancas con paredes blancas y alfombras blancas, según Bouroullec. Es curioso, además, cómo el plástico tiene una durabilidad extrema, y aún así, en la mentalidad de la gente, es lo primero que se tira.
Continúa leyendo la segunda parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *