El pasado miércoles 23 de mayo tuvo lugar la conferencia «Design for Beijing 2008 Olympic Games and New Challenges of Design Education in China», o, como la llamó el diseñador Min Wang: «One World, One Dream».

La ponencia, organizada por el Dimad, el Instituto Ramón Llull y Casa Asia fue impartida por Min Wang, el decano de la Escuela de Diseño en CAFA (Central Academy of Fine Arts), una de las escuelas de arte y diseño más prestigiosas de China. Wang, que procede de una zona rural y pobre, fue el primer estudiante chino en estudiar en Yale, digitalizó la tipografía japonesa para la beta de Illustrator y fue uno de los primeros diseñadores en utilizar Photoshop. Su trayectoria lo llevó a ser el responsable del diseño de los Juegos Olímpicos de Beijing.

La Escuela de Diseño de CAFA busca fusionar la cultura milenaria china con la tradición del diseño occidental, a través de una formación multidisciplinar, internacional, práctica y en continua colaboración con empresas.

La educación en China

Durante sus estudios, el diseño era considerado un oficio artístico, pero esto ha ido cambiando a lo largo de los años. De ahí surge la problemática de enseñar la nueva manera de entender el diseño que se está planteando en todo el mundo. Mientras que hace treinta años apenas había 10 universidades de arte y diseño en el mundo, hoy existen más de 1000. Del mismo modo, el número de agencias publicitarias se ha multiplicado por cien, y la cantidad de estudiantes graduados, por mil.

¿Pero de dónde sacar los profesores, que fueron educados según otro sistema? ¿Qué herramientas y metodologías utilizar? Los cambios en el mundo del diseño se realizaron progresivamente, no de la noche a la mañana, pero la educación se mantuvo estancada durante demasiados años.

 CAFA es la primera universidad dedicada a la enseñanza del arte y el diseño en China, y al no existir una metodología, se creó una que fue evolucionando desde el dibujo de esculturas occidentales a la incorporación de la caligrafía, fotografía y el diseño. En esta universidad los estudiantes trabajan en estudios (con uno o dos profesores) y se prima el cruce de diferentes disciplinas.

Tal es la necesidad de crear perfiles multidisciplinares e internacionales que se creó una colaboración con las universidades ingenieriles de Standfort y Beijing, en la que grupos formados por alumnos de diferentes escuelas y disciplinas buscan problemas tanto de bienes como de servicios, y trabajan para encontrar una solución

 

Juegos Olímpicos

Los desafíos se repiten alrededor de todo el globo, lo cual permite que los diseñadores traspasen fronteras. Sin embargo, tras finalizar sus estudios en el extranjero, Wang siempre quiso volver a China y hacer algo por su país. La oportunidad de trabajar en los Juegos Olímpicos no sólo fue una oportunidad única en la vida, sino motivo de ambición y obligación: dejar pasar un trabajo así sería imperdonable.

Para realizar este trabajo se creó un departamento de investigación artístico dedicado a los Juegos Olímpicos en CAFA, donde los estudiantes pudieran participar en el desarrollo de los diferentes diseños, tanto de la identidad gráfica como del diseño de las medallas, puesto que los diseños de estos elementos son exclusivos de cada edición de los Juegos.

olympic-pictograms

Para los pictogramas de que identifican las diferentes disciplinas que participan en los Juegos, se buscó la fusión de la tradición china y de los Juegos, de modo a inspirarse en las grafías propias de los caracteres chinos, así como el uso de un único color (el negro) para definir todos los elementos. Se debieron realizar múltiples diseños y correcciones para cada una de las disciplinas, puesto que todo lo que se desarrolla para los Juegos debe estar aprobado por un comité, además de por las confederaciones de cada uno de los deportes que se representan. Requiere por tanto, un trabajo meticuloso y concienzudo.

olympic-medal

En el caso de las medallas olímpicas, para preservar la tradición china, se utilizó jade (un mineral asociado a las buenas virtudes) combinado con diferentes materiales para su protección (utilizando hasta cuatro capas), además del oro, la plata y el bronce característicos que definen la posición de los galardonados.

 

El futuro del diseño

Más allá de la importancia del diseño de la identidad gráfica de los Juegos Olímpicos, Wang quiso insistir en la conferencia sobre la importancia de la formación de los nuevos profesionales del diseño: el mundo, que se encuentra en constante cambio, exige que la educación evolucione adaptándose a las diferentes necesidades. Es por ello que Wang resalta la importancia de tener profesores que respondan a diferentes orígenes, edades, perfiles y experiencias, que permitan expandir los horizontes de los estudiantes y enriquecer su formación.

Pero sobre todo, lo importante para Wang es que un diseñador no pierda nunca su propia identidad: debe encontrar aquello que lo hace único, evitar formar una identidad superficial y descubrirse a sí mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *