Calkulator: ¡ponle precio a tus diseños!

El martes 22 de mayo tuvo lugar en el Matadero de Madrid la presentación del software Calkulator, «una guía de tarificación que nos permite evaluar y calcular los costes de los proyectos que los diseñadores realizan, sus honorarios profesionales y los derechos de autor que deben incluir». Esto es lo que se contó.

¿Cuánto vale el diseño? Es una inquietud de todos los profesionales del sector y sobre todo de los debutantes: saber cuánto deben cobrar a un cliente por su trabajo. Además, publicar tarifas está prohibido por la Comisión Nacional de la Competencia, que busca eliminar las conductas anticompetitivas, así no existe una lista oficial de tarifas en ninguna profesión, lo cual dificulta la tarea a los menos experimentados.

François Caspar, diseñador gráfico y emprendedor, presidente de Money Design y de la Alianza Francesa de Diseñadores propone el software Calkulator, que permite calcular las horas necesarias para hacer un proyecto, para poder definir una tarifa a partir de ese parámetro. Se trata ante todo de una guía, no de un manual que haya de considerarse como verdad, basado en numerosos estudios y estadísticas, así como colaboraciones con instituciones de diseño de diferentes países. El objetivo es que los diseñadores sean capaces de poner precio a su trabajo intelectual.

El software permite orientar según la disciplina (diseño gráfico, ilustración, moda, espacios, estrategia, etc.) y el tipo de proyecto que se está realizando. Al ser una guía no están todos los tipos de proyectos contemplados, aunque el repertorio es bastante amplio. Por eso se ha de tomar como referencia el trabajo más parecido al que se está realizando. Aunque en la primera versión de la aplicación se planteaba únicamente una tarifa media para cada tipo de proyecto, en esta segunda versión se pueden consultar diferentes valores según el perfil del diseñador. De este modo, la elección de la tarifa tiene mayor fundamento.

calkulator

Cada disciplina tiene sus propios precios, debido al mercado al que se adhiere, y las diferencias entre diferentes grupos se debe al coste de su trabajo (cuanto menos experimentado se es, más se tarda en hacer las cosas). Como se puede observar en la figura, también existe la posibilidad de comprar las tarifas con las de otros países.

Es importante no perder de vista que esta aplicación está concebida no sólo como guía, sino también con el objetivo de iniciar una discusión con el cliente:

  • No todos los diseños son iguales. De hecho, no existen dos proyectos iguales.
  • La exclusividad y el número de reproducciones está ligado al precio.
  • El cliente no debe pagar sólo el diseño (el trabajo intelectual de diseñar) sino también el derecho a utilizarlo.
  • La aplicación permite calcular una tarifa según las horas que se tarda en diseñar, pero no contempla los elementos externos (correcciones, prototipos, horas de reuniones) que se deben de cobrar también.
  • En los precios del diseño se incluye la calidad, y los clientes deben ser conscientes del valor del diseño.

Dicho todo esto, concluiré que la herramienta me resulta una ayuda muy acertada a los diseñadores debutantes, sobre todo con todo el secretísimo que rodea a las tarifas… La aplicación cuesta 75 euros durante dos años, y también permite consultar siete ejemplos de manera gratuita. Podéis enteraros de todo aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *