Este pasado miércoles y jueves tuvo lugar la feria de E-commerce y Marketing Online OMExpo 2013. Muchas empresas acudieron allí a promocionar su trabajo, captar clientes o establecer contactos profesionales. Para mí fue una buena ocasión para escuchar una gran cantidad de ideas y puntos de vista sobre muchos temas diversos. La verdad es que la cantidad de conferencias que hubo esos dos días era abrumadora, y tuve que descartar muchas charlas a las que me habría gustado asistir por incompatibilidad de horarios.

Aquí os cuento qué se dijeron en algunas de las conferencias a las que sí pude asistir.

¿Existe el Branding Digital?

Jesús Velasco, director de Mobile Commerce en Vodafone fue el primer ponente al que escuché el miércoles. La verdad es que me captó el título de la ponencia, y la pequeña descripción que proporcionaba sobre ella me pareció de lo más interesante.

Acostumbrados a realizar campañas de branding en medios tradicionales, parece que hemos querido “copiar” y “pegar” este modelo al mundo digital. Las mediciones y los números que nos proporciona este entorno parecen cegarnos ante la realidad de cómo el usuario nos percibe en este medio. ¿Podemos realmente llevar acciones de branding en los medios digitales?

Lo primero que hace Velasco es responder a la pregunta: sí, existe, las empresas invierten a nivel digital. Pero ante todo: ¿qué es el branding? No se trata solo de la marca (la identidad de la empresa y la relación emocional con el cliente) sino también de la reputación (consideración de los usuarios hacia la marca). Al fin y al cabo, la marca debe suscitar interés a partir de la verdad, de una verdad diferenciadora. Las mentiras otorgan un branding negativo.

En el mundo digital, todo se puede medir, y por tanto, se puede mejorar. Pero el branding es más que eso, más que métricas… Es conocer qué pasa con el usuario: quién y cómo es.

Los usuarios no son los mismo con cada medio. Por ejemplo, en el medio líder (la televisión), la publicidad es audiovisual y el usuario recibe la información de una manera cómoda (en su salón, en su dormitorio…). En los medios impresos, el consumo también es cómodo aunque la publicidad sea únicamente visual. Pero en los medios digitales… ¿Cuál es la comodidad de un usuario, que puede estar accediendo a los contenidos a través de un ordenador de sobremesa, portátil, una tableta, un teléfono móvil…?

En los medios digitales, la información debe adaptarse a los dispositivos. El usuario elige lo que consume, es una persona activa que en muchas veces es la encargada de solicitar la información que es de su interés. Por eso en el branding digital las marcas deben crear contenidos con valor informativos, que sea relevante y esté asociado a los sentimientos del usuario: hay que demostrar que nuestros productos están relacionados con los contenidos que buscan.

También es importante saber venerar la publicidad en los medios digitales, sobre todo si se vive de ella: hoy en día, las webs de contenido parecen tablones de anuncios, ya que hay más webs que anunciantes. Hay que saber ofrecer más valor al usuario. Tal vez el primer banner de la historia incitó a hacer click, pero hoy en día hay que adaptarse al gusto del usuario, conocer a nuestro consumidor.

El Usuario Hiperconectado

Ignacio Ayerbe, director comercial de CheetahMail presenta la conferencia «El Usuario Hiperconectado» de la mano de Experian Marketing Services.

El usuario está en control del marketing hoy en día, buscando la información por todos los medios a su alcance y estando conectando en todo momento y desde cualquier lugar. Las estrategias de marketing están evolucionando a marchas forzadas para hacer frente a esta nueva situación e intentando conocer cómo maximizar la rentabilidad de sus campañas y optimizar la comunicación con este usuario tan distinto al de hace solo un par de años. En Experian Marketing Services ya ofrecemos respuestas y soluciones para este nuevo entorno que se plantea, no solo permitiendo la multicanalidad de la comunicación, sino la adaptación a cómo los usuarios van buscando la información.

Como se comentó en la conferencia anterior, hay que conocer a los usuarios. Hoy en día son decididos, hiperconectados, dogmáticos y que expresan su parecer. En Experian Marketing Services, representan esto con el video «Meet Dana».

Los usuarios se relacionan con múltiples canales (redes sociales, diferentes entornos) y proporcionan una gran información sobre sus preferencias. Para gestionar una campaña, se introduce la información y se generan listas de datos que envían a los diferentes canales y utilizar diferentes herramientas no complementarias para llegar al cliente. Pero: ¿se está haciendo? ¿A tiempo? ¿El resultado es relevante?

Hay que reorganizar los canales alrededor del cliente, integrando los datos, generando bases de datos adaptadas a cada medio. Para optimizar la experiencia de los usuarios, la empresa debe establecer una conversación constante con ellos: generar contenido dinámico en sus plataformas e interactuar con él o ella. Las experiencias deben coordinarse en el tiempo y los medios.

Todos los atributos del cliente deben combinarse en segmentos sencillos de entender, y sobre los que siempre se pueda actuar. En definitiva y ante todo, lo que hay que hacer es identificar al mejor cliente, buscar y encontrar más de esos clientes y aprender a mantenerlos.

Gamification, Esto no es un Juego: una Palanca para Multiplicar los Resultados de Negocio Digital

Javier Pérez Moiño, digital lead de Spain Accenture Interactive y Sylvain Weill, manager de la misma empresa nos presentan esta conferencia sobre gamificación, la primera a la que he asistido sobre este tema. Han tenido el detalle de grabar su ponencia, así que podéis verla en lugar de leer mis apuntes.

Ante todo, una definición: gamificación no es hacer juegos, sino utilizar las mecánicas de juego que hacen que estos sean atractivos para adaptarlos a entornos diferentes, desmarcarlos del ocio. Como explican ellos: «destila la esencia que hace que los juegos sean atractivos».

La gaminificación no es algo nuevo. Lo nuevo es la idea de orientarlo a resultados de negocio: Windows usó gamificación creando el solitario para enseñar a utilizar un nuevo dispositivo como el ratón, y ahora LinkedIn utiliza barras de estado para conseguir que los usuarios les proporcionen todos sus datos profesionales.

Los ejemplos de gamificación son muchos, al final. Google ha creado un juego para enseñar a un ordenador a describir imágenes. Contrex publicita su bebida a través de una experiencia de deporte divertida. La gamificación realmente proporciona resultados prácticos de negocio, tanto en el cliente final (hay una mayor adherencia a la marca) como para empleados (se genera un entorno de colaboración y satisfacción).

Las estadísticas dicen que más del 70% de las 2000 empresas más importantes tendrán en 2014 diferentes planteamientos de gamificación. ¡Y me parece poco!

Un ejemplo famoso y ‘made in Spain’ de la gamificación es el caso del BBVA Game, desarrollado en Redbility. El objetivo es que los usuarios conozcan la web y aprendan a usarla y aprovechar los servicios que proporciona. Por interaccionar con la página se obtienen puntos que permiten obtener premios, además de generar una competición amistosa entre usuarios.

En un uso interno, la gamificación permite descubrir líderes en el equipo, generar nuevos enfoques, incentiva la innovación, la salud y la satisfacción. Pero, ¿cuáles son los pasos para la gamificación?

  1. Seleccionar un objetivo claro.
  2. Definir acciones adecuadas a tus objetivos.
  3. Adaptarse al público al que se dirige (¡en esto y en todo!).
  4. Gamificación es un concepto apto: ¿qué utilizar? ¿La posibilidad de realizar múltiples acciones? ¿Utilizar elementos gráficos como barras de estado? ¿Generar un ranking?
  5. Tener en cuenta las motivaciones existentes.
  6. Adecuar el objetivo, sacar partido de los datos
  7. La gamificación no es un un mega proyecto estratégico: hay que avanzar poco a poco con pilotos.
  8. Tener en cuenta a los empleados.
  9. Que sea entretenido.
  10. Facilitar y no anular las motivaciones existentes.

Del Offline al Online: Cómo, Cuándo y Por qué

Ricardo Jorge Freitas, director comercial de SenderGlobal presenta así su ponencia:

En España, muchísimas empresas tanto PYMEs como grandes con influencia a nivel europeo siguen sin estar conectados al mundo online: ¡esto es una realidad! 

Y la realidad se convierte en una necesidad, ya que caminamos hacia un mundo online y eso no lo podemos negar. Seas PYME o gran empresa, es necesario saber cómo comenzar, cuándo y por qué. Cada día que pasa sin estar online perdemos oportunidades de negocio y ventas.

SenderGlobal explicará los pasos a seguir para adaptarse a este mundo online y lo más importante de ello, como hacer una buena gestión sin esfuerzo ni trabajo para ti, déjate guiar y sumérgete en un mundo nuevo.

Las estadísticas que se nos presentan son las siguientes:

  • EL 95% de las PYMES tiene web y correo electrónico;
  • El 90% entiende la importancia de los navegarores;
  • El 38% desconoce qué es el SEO y el SEM;
  • 3 de cada 10 PYMES utilizan e-commerce;
  • El 87% admite la relecancia de las redes sociales.

En definitiva: existen muchas empresas en internet que no tienen una estrategia online. Así que: ¿cómo, cuándo y por qué dar el paso?

¿Cuándo? Cada minuto sin estar presente en internet, es dinero que se pierde: ¡cada minuto se realizan millones de acciones en internet! ¡El momento es ahora!

¿Por qué? Se han eliminado las fronteras para circular por toda Europa, el mundo se está globalizando, volviéndose más accesible. Con internet las limitaciones sólo son lingüísticas, no geográficas: se puede comunicar con todos los mercados, sólo es necesario conocer el idioma y la forma. Esto requiere planificación, pero los beneficios que aporta son enormes.

Para poder llegar realmente a cada rincón, es importante optimizar los buscadores de cada región y utilizar las redes sociales para crear fans en lugar de consumidores. Requiere una estrategia: si no hay contenido o implicación, es mejor no estar en internet. La empresa debe adaptarse a la interacción con el consumidor: subir información relativa a la institución en la web y contenidos interesantes y menos formales en las redes sociales.

Pero… ¿Cómo?

  1. A través de una página web, con el contenido y un diseño adaptado a dispositivos, siempre pensando en los usuarios.
  2. Compartiendo contenido a través de las redes sociales, ajustadas a cada plataforma.
  3. Abriendo canales de e-commerce.

Y… ¡Hasta aquí por ahora! Pero hubo muchas otras charlas interesantes a las que asistí…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *