El lemon pie es un postre tradicional de Estados Unidos, y un clásico en mi familia, desde que entro en una cocina. Y es que mi vecino en Buenos Aires tenía un limonero que traspasaba su jardín, y los limones que llegaban al nuestro no iban a ser desperdiciados…

En 1998 publicó el diario Clarín en Buenos Aires una serie de fascículos de cocina de Blanca Cotta, entre ellos, uno llevando esta deliciosa receta de lemon pie. Concretamente, es el fascículo 8, «Tartas Dulces» de la colección «El Libro de la Cocina Básica II». Desde entonces, al menos un lemon pie al año, cae.

Aun teniendo la colección entera, y alguna otra colección más, todas las páginas de este fascículo están impolutas, menos la del lemon pie. Entendámoslo: llevo desde los 8 años viendo esta revista y cocinando en familia esta tarta… Y antes no era nada prolija.

En la receta principal de Blanca Cotta, el merengue utilizado es un merengue italiano, pero a mí personalmente me gusta más el merengue suizo (también incluido como variación en la receta). La crema también se puede hacer con leche condensada, pero la verdad es que nunca la he probado, pero dudo que esté a la altura de esta receta, una de mis favoritas de todas las que he hecho y me quedan por hacer. Además, la receta es sin gluten, y por tanto también apta para celíacos.

lemon-pie

Lemon pie
(Blanca Cotta)

(8 porciones).

Pasta de base

    •  100 g mantequilla blanda
    •          1 yema
    •    40 g azúcar
    •   1 cda vinagre
    • 2 cdas agua
    •           1 limón en ralladura
    •   200 g harina

Crema de limón

    •    300 g azúcar
    • 300 ml agua
    •     40 g maizena
    • 100 ml zumo de limón
    •          4 yemas
    •    20 g mantequilla
    •          1 limón grande en ralladura

Merengue suizo

    •         5 claras
    • 300 g azúcar
    •            azúcar glas

Notas sobre los ingredientes: para que los limones estén más jugosos a la hora de exprimirlos, se dejan sumergidos en agua caliente antes de utilizarlos.

Preparación de la base.

Empezamos mezclando la mantequilla blanda (no líquida), la yema, el azúcar, el vinagre, el agua y la ralladura de limón, aplastando todo con un tenedor, hasta que la mezcla quede homogénea.

Se tamiza la harina y se añade de golpe, mezclando rápidamente: primero con la ayuda de una cuchara. Cuando se empiece a formar una pasta, amasamos ligeramente, lo justo para obtener una textura suave, pero no en exceso.

Colocamos la pasta en el centro de un molde de aproximadamente 25 centímetros (enmantecado y enharinado), y con los dedos enharinados la estiramos hasta rellenar todo el molde con una capa fina y nivelada de pasta.

Se recorta el excedente de masa de los bordes y se pincha la masa antes de dejarla reposar en la nevera durante media hora, mientras se calienta el horno a 200ºC.

lemon-pie-01-base

Cocemos la base hasta que la masa quede seca y dorada (aproximadamente 15 minutos) y la dejamos enfriar en el mismo molde. Mientras, procedemos a preparar el relleno.

Preparación del relleno de crema de limón.

En un cazo introducimos el azúcar, la maizena, el agua fría y el zumo, y lo colocamos al fuego, mezclando bien los ingredientes para que se integren, y revolviendo continuamente sobre el fuego, hasta que la preparación hierva y espese.

Por otro lado, se baten las yemas en un bol y se añaden poco a poco a la crema anterior (caliente) mientras se bate con energía. Se vuelve a colocar la mezcla en el fuego, revolviendo hasta que espese. ¡Tiene que espesar bastante, para que al enfriarse, no pierda líquido y estropee el merengue, que es muy sensible al agua!

Cuando haya espesado, se retira del fuego y se vuelca en un bol para que pierda progresivamente la temperatura, mientras se añade la mantequilla cortada en trocitos. Removemos bien para que se funda y quede completamente incorporada a la mezcla.

Por último, añadimos la ralladura de limón y rellenamos con la crema la tarta cocida, dejando bien lisa la superficie. Dejamos reposar primero a temperatura ambiente para que pierda temperatura, y más tarde en la nevera, para que quede bien firme.
lemon-pie-02-crema

Preparación del merengue suizo.

Mezclamos el azúcar con las claras y las montamos a baño maría (el agua no debe llegar a hervir). Cuando el merengue alcance el punto de nieve, se retiran del baño y se siguen batiendo fuera, hasta que se enfríe.

La colocación del merengue sobre la tarta es más bien libre. A mí me gusta repartirlo de formar heterogénea, con picos más o menos aleatorios, pero si nos gustan las cosas más uniformes, con una manga pastelera podemos generar piquitos bien repartidos, u otra decoración que nos guste.

Por último, y para conseguir un Lemon Pie absolutamente espectacular, espolvoreamos el merengue con azúcar glas y lo secamos en horno a 100ºC durante unos 12 minutos, o, como me gusta a mí, con un soplete.

Dejamos la tarta otra vez en la nevera, para servirla bien fría.

No sé en tu casa, pero en la mía, da igual cuánta gente haya: nunca sobra. Aunque a veces haga versiones más reducidas para que no nos saltemos (tanto) la dieta…

#Sweetoftheday #Homemade lemon pie

Una foto publicada por @lagatahona el

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *