Un 2018 de canciones.

Ha sido un año extraño. Año de alegrías, de dolor, de cariño, de conectar, de desconectar, de buscar y encontrar, de buscar y no encontrar. Año de querer más y quererme menos. Año de volver quererme más y querer menos. Y qué mejor forma de expresarlo, que con música.

Enero: ‘Je veux’, Zaz

Enero de empezar el año con ganas, con la canción con la que cerré el 2017 y empecé el 2018. Una canto a la libertad de ser como queremos ser. Enero de la boda de los padres de mi mejor amiga, la boda más bonita del mundo. Enero de ser yo sin justificaciones ni excusas.

J’en ai marre d’vos bonnes manières, c’est trop pour moi!
Moi je mange avec les mains et j’suis comme ça!
J’parle fort et je suis franche, excusez-moi!

Febrero: ‘Don’t stop me now’, Queen

Febrero de reencuentro de todos los hermanos en Lyon. Reencuentro que hacía más de un año que no ocurría, porque, al final… pues resulta que no habíamos podido coincidir todos durante las navidades anteriores. Así que: Febrero de vivirnos como nunca antes, juntos, conectando como nunca. Febrero de magia en la familia.

Don’t stop me now
I’m having such a good time, I’m having a ball
Don’t stop me now
If you wanna have a good time just give me a call

Marzo: ‘Sissy that walk’, RuPaul

Marzo de obsesión total con RuPaul y su Drag Race. Y con Bianca del Rio. Total. Absoluta. Nada más que decir.

People talking since the beginning of time
Unless they paying your bills, pay them bitches no mind

Abril: ‘Alive’, Sia

Abril de disfrutar del karate, como forma de escapar de todo, de sentirse viva, de poder disfrutar de la vida y de todo lo que surja. Crecer, descubrir, encontrarse, superarse. Y después de haber pasado un fin de año sin poder sentir todas esas cosas, volver a la carga a principio de año y sentir que iba recuperando todas las cosas que parecían perdidas a medida que fue pasando el tiempo, fue un triunfo. No duró mucho, teniendo en cuenta los desastres que se me venían encima, pero conseguí mi cinturón verde, y esa es una victoria que no se puede medir con palabras.

I found solace in the strangest place
Way in the back of my mind
I saw my life in a stranger’s face
And it was mine

Mayo: ‘Broken strings’, James Morrison & Nelly Furtado

Mayo de darse cuenta que estás metida hasta el fondo en un abismo del que no sabes cómo salir. Mayo, de darse cuenta de que lo que creías no es cierto, que lo que sentías no tienen ningún fundamento, que lo que quieres de la vida, no lo estás consiguiendo. Mayo de abrir los ojos, de ser consciente de la situación en la que estás, de remediarlo. Mayo de establecer un plan de acción y cambiar todo lo que no está bien. Bueno, tal vez no todo, pero empezar de todas formas a poner soluciones a los problemas. De identificarlos, y resolverlos. Mayo de decir, finalmente: basta, hasta aquí, esto no es ni medio normal, no puedo más.

When I love you, it’s so untrue
I can’t even convince myself

Junio: ‘Lips of an angel’, Hinder

Junio de dejar atrás todos los lastres, empezar de cero. No sé cómo pude engañarme pensando que sería fácil. Bueno, no, no esperaba que fuera fácil, pero desde luego no esperaba que fuera tan complicado. Tener que aguantar las tonterías que tuve que aguantar, tener que poner la mejor cara posible cuando te tratan como una basura, tener que buscar cualquier excusa para escaparme y poder estar con cualquier otra persona, que me hiciera sentir bien, que me respetara, que me apoyara, que me entendiera, que me apreciara. Junio de estrés, en el trabajo, y sin ninguna forma de poder escapar del estrés que me generaba estar en mi propia casa. Junio de romper las cadenas y empezar a sentirse libre, una vez más. Junio de cumpleaños, regalándome mi libertad. Junio de muchas dudas y muchas inseguridades. Pero libre, al fin. Con todo el miedo del mundo, pero feliz.

Well, my girl’s in the next room
Sometimes I wish she was you

Julio: ‘Trading places’, Usher

Julio de burbujas, de tener un espacio seguro donde poder estar aislados de todos, en el que poder ser nosotros mismos, poder hablar de lo que haga falta, poder hacer lo que necesitemos hacer. Julio de respirar tranquila, de a poco. Julio de una canción que no viene a cuento de nada, pero se ha convertido en un tesoro.

When I cant take no more, tell me you ain’t stopping
‘Cause we trading places

Agosto: ‘Duro y suave’, Leslie Grace & Noriel

Agosto de salir, de bailar, de disfrutar todo lo que se pueda. De descubrir sensaciones nuevas, de aprender a expresarlas.

No quiero sonar intensa
Pero dime si me piensas
Porque yo te quiero para mí solita

Septiembre: ‘Inevitable’, Shakira

De esto que escuchas una canción que hace mil años que no escuchabas, pero sigues sabiéndote la letra, y cada vez más, aplica a tu vida. Septiembre sensaciones raras, de no entender nada de lo que siento o dejo de sentir, de buscarle significado a las cosas y centrarme en lo que sé. Y también septiembre de volver a mi casa, volver a mi rutina, y volver a sufrir, un poco más, lo mismo, una última vez. Septiembre de pasar las vacaciones más estresantes de mi vida.

Conmigo nada es fácil
Ya debes saber
Me conoces bien
Y sin ti todo es tan aburrido

Octubre: ‘Respira’, Luis Fonsi

Octubre de unos niveles de estrés que ya creía que no podían superarse. Octubre de crisis de ansiedad, de perder el control. Octubre de perder lo que creía que tenía y no saber gestionarlo. Sí, el estrés del trabajo lo superé (al menos hasta lo que quedó de año), pero todo lo demás fue marchitándose poco a poco, y encontrar apoyo para seguir adelante, fue de las cosas más difíciles que he vivido. Todavía escuchar esta canción me relaja, y a la vez me hace consciente de lo que he pasado (y superado), pero de lo que todavía queda por pasar.

Llora hasta las lágrimas
Suelta hasta la última
Baja hasta el fin,
Que de allí no pasarás

Noviembre: ‘Unforgiven II’, Metallica

Noviembre de no entender nada de la vida. Noviembre de ser yo tan yo y tú ser tan tú. Noviembre de entender lo que siento. Noviembre de querer descifrarte. Noviembre de sentirme abandonada. Noviembre de abrir los ojos.

The door is locked now but it’s open if you’re true
If you can understand the me then I can understand the you

Diciembre: ‘Necesarias pero absurdas’, Mafalda

Diciembre de crecer. De aceptar. De recaer porque soy extremadamente huevona, pero de aceptar, al final. De tener que enfrentar las cosas de una nueva manera. De aprender lo que valgo, pero sobre todo, de aprender a cuidarme, de una vez. Y eso que es algo que llevan diciéndome desde junio… Diciembre de agradecer lo bueno y no olvidar lo malo. Diciembre de aprender la diferencia entre que te hagan daño sin querer y que te hagan daño sin quererte. Diciembre de dar paso a un enero en el que pasar página, de querer más, y mejor. No: Enero de quererme más, y mejor.

Me enfrenté al espejo y perdí
Me he odiado por ser como soy
Me he odiado por no ser normal
Me he odiado hasta hacerme mal
Se me olvidó cuidarme
Se me olvidó cuidarme de ti
Se me olvidó pensar un poco en mí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *